Caracas, Venezuela -

Continúa intensa búsqueda internacional de submarino argentino perdido

La denodada búsqueda del submarino argentino ARA San Juan perdido en el Atlántico sur continuaba este lunes con el rastrillaje que realiza una coalición internacional en un ambiente "extremo y adverso".

"Lamentablemente no hemos tenido todavía una localización o detección del submarino San Juan", informó el lunes en Buenos Aires el portavoz de la Armada, Enrique Balbi.

La búsqueda del submarino y sus 44 tripulantes, entre ellos una mujer, se concentraba en un radio de 36 km dentro del área general de rastrillaje en el Atlántico sur, a unos 450 km de las costas de la Patagonia.

Catorce países participan del operativo de búsqueda y rescate. Pero los que poseen la "tecnología y los medios modernos más adecuados son Estados Unidos y Rusia, como un legado del desarrollo en la Guerra Fría", dijo el ingeniero naval y experto en submarinos Horacio Tettamanti.

En el punto de búsqueda, el océano tiene diversas profundidades, que van de 300 a 1.000 metros.

El sumergible está diseñado para no ser notado. "La detección de un submarino es un proceso muy difícil y hay muchos factores que entran en juego, como el clima", dijo Adam Slavinsky, piloto de un avión P-8 de la Marina de Estados Unidos, a su regreso de una misión de avistaje.

Cortocircuito

La última comunicación del ARA San Juan, con 66 metros de eslora y uno de los tres sumergibles de la Armada argentina, fue el miércoles 15 de noviembre. Había superado una avería en las baterías, según las autoridades.

El texto del último mensaje del submarino, revelado la noche del lunes por el canal A24, reportó un cortocircuito y un principio de incendio en las baterías.

"Ingreso de agua de mar por sistema de ventilación al tanque de baterías N°3 ocasionó cortocircuito y principio de incendio en el balcón de barras de baterías. Baterías de proa fuera de servicio. Al momento en inmersión propulsando con circuito dividido. Sin novedades de personal mantendré informado", se lee en el mensaje.

Un centro antinuclear con sede en Austria y un sistema de detección de Estados Unidos informaron la semana pasada a Argentina que se registró una explosión en la zona el día de la desaparición.

La Armada considera, sin embargo, que los marinos pueden aún estar "en condiciones de supervivencia extrema".

Fuente globovision

1