X

Regionales o no regionales, he allí…. El falso dilema

Angel Lugo

Secretario Político en el Comité Ejecutivo Nacional de Acción Democrática

 

Quienes se oponen a ir a las regionales, están cayendo en proyectar dos relatos construidos por el régimen: ir a las elecciones regionales es legitimar la ANC (y también al CNE), que se va a una “fiesta democrática”, pero también en legítima consideración de que eso es  enfriar la calle e ir en contra de la memoria y las luchas de los caídos en estos muchísimos días de protesta en la calle. Es decir, no solo es un insulto sino más aún una traición, a seguidas de un supuesto irritante, que es producto de una negociación por cargos con el régimen, en especial Henry Ramos y AD. Para que ir a un proceso de votación cuando se denunció un fraude en las votaciones para la ANC,  y por último, una interpretación del mandato del 16J en las preguntas  primera y tercera, y por tanto, el pueblo de Venezuela no quiere ir a votar.

 

He dicho en twitter que un buen político de izquierda sabe que en la historia esta discusión entre los medios y el fin, vale decir, los instrumentos de lucha y el alcance del poder, no son nuevos. Ni siquiera en Venezuela. La caída de Pérez Jiménez y la victoria de los barbudos de Sierra Maestra en Cuba generó una discusión similar, y dividió a la juventud política nacional: unos a lucha armada, otros a partidos de izquierda más radicales y otros con AD. Algunos de cuales han sido re-oxigenados por el chavismo. Las balas o los votos, la calle o los votos pues.

 

Por qué hoy es un falso dilema:

 

Porque el voto es un instrumento de lucha, es al mismo tiempo un medio y un fin. Se lucha para obtener el voto y el voto se usa para transformar una situación, entre ellos, alcanzar el poder. Eso significa desalojar del poder  y abrir las puertas a la salida de un régimen teniendo legitimidad de origen. En Acción Democrática este argumento es histórico, así que no se trata de una negociación por cargos. Es un elemento constitucional de la socialdemocracia, a diferencia de la izquierda radical, llámese marxismo,  marismo-leninismo, maoismo, etc. Las protestas conducen al voto y la presión de calle junto con los partidos son los que pueden hacer que las condiciones para votar sean mejores. La ANC es ilegal e ilegítima porque el pueblo no decidió en su soberanía a través del voto, no lo es por la trampa del CNE durante la elección, eso es otra cosa. Allí votaron ellos solos.  Las garantías del voto no dependen del CNE, sino de los ciudadanos"  dice una amiga en su muro. El fraude humano es probabilísticamente mayor que el fraude electrónico. Es un proceso automatizado no es automático 100% x 100%. Hay que meterse y luchar en todas las etapas del proceso., eso demuestra que si no presionamos ni estamos en todas las fases de auditoria y validación pueden hacer la trampa, así que de ningún modo legitimamos al CNE y mucho menos a la ilegitima ANC. Con ese CNE, sin garantías, hemos perdido y ganado

 

¿Vamos a legitimar al régimen?. No. Se trata reforzar la legitimidad de la mayoría de los venezolanos que no los están dejando votar. Se robaron el referéndum, retrasaron las regionales y municipales, tenemos dudas con las presidenciales. El valor inmenso del 16J es que legitimó a la oposición del pueblo venezolano ante el mundo. Siendo mayoría  no se puede trancar el juego y perder legitimidad, los estudios de opinión, hay que esperar para ajustar, quieren votar. Hasta ahora no es cierto lo contrario. DE allí que, invalidando el proceso via ANC o quitándole facultades a los gobernadores electos, el impacto sicológico en aquel chavista radical es muy importante. Es eso están trabajando los comunicadores del régimen: la mayoría circunstancial de la oposición en la AN, hicimos correcciones y allí están los resultados, la ANC es resultado de la votación popular, 8 millones de votos, 10 millones de votos. Van a invalidar los resultados, los gobernadores no van a poder hacer nada. Cierto. Se lucha por lo que se ha ganado y por lo que se puede obtener, no por lo que no se ha obtenido. Fernando Mires lo refleja muy bien: hay un sector de la población que responde a mesianismos, salidas rápidas,  emocionales, muy impactados por los medios, estos son férreos en su posición anti voto que creen que el gobierno está caído y que la mayoría de los países y el pueblo venezolano piden no ir a votar. Ya por allí dicen, parafraseando,  como el comercial de una compañía de seguros: Es mejor tener candidatos cemócratas inscritos y No Necesitarlos...  Que Necesitarlos y No Tenerlos!!!

 

SE esté respondiendo al 16J, se rechaza y desconoce la constituyente, en la pregunta tres se “aprueba la renovación de los poderes de acuerdo a lo establecido en la constitución y a la realización de elecciones libres y transparentes”, pues bien, de acuerdo a la constitución se deben realizar las elecciones regionales, en consecuencia es un mandato del 16J asistir no es lo contrario.

 AD desde 1992 ha estado en la calle denunciando la situación, y en la calle fue el primero que se enfrentó al chavismo en la calle cuando todo el mundo literalmente nos escupían, y todavía por mezquindades, no nos quieren reconocer. AD también tiene sus compañeros y compañeras asesinados. En la política hay que estar con corazón y cerebro, no se le puede estar diciendo a la gente que el régimen esta caído o que la constituyente no va, sino que la pelea es peleando, porque entonces ocurre lo que está ocurriendo, contradictoriamente, la denuncia de fraude del CNE ha hecho  que haya gente que sienta mal, como que si hubiese participado en el proceso.  Eso condiciona la participación en cualquier votación, no solo las regionales. AD está clara:  no es calle o voto, sino calle y voto. Si la presión de calle junto a la internacional hacen que el régimen renuncie, pues muy bien, si no,  la presión de calle y la internacional debe llevar al voto para sacarlos de poder y comenzar una transición con la mayor suma de legitimidad por la reconstrucción de la República, la democracia y el bienestar. Y no es la primera vez que esto ocurre en la historia. Polonia, Centroamérica, el Cono Sur son ejemplos.

 

Lo que hay es resistencia, trabajar todos los días y en las peores condiciones en la calle, para que el pueblo de Venezuela pueda mediante el voto como instrumento de lucha no excluyente, alcanzar la libertad ansiada. No vamos a las regionales por estúpidos ni vencidos, estúpido es pensar que vamos a tener un nuevo CNE para entonces votar, tenemos que ganarle al actual porque esto es lo que tenemos. Las elecciones regionales entonces son parte de esa rebelión popular, que significa que todo lo que nos ponga delante el régimen lo superamos.  Hay que enfrentarlos y ganarles, no porque podamos sino porque es necesario.

1