Caracas, Venezuela -

Unas de cal, otras de arena

Ya sea por sus gritos o por sus silencios, todos los que asumimos el reto de ser servidores públicos tenemos que escuchar la voz

y la decisión de los ciudadanos.

Como demócratas acatamos el resultado de los comicios municipales, de la misma forma que luchamos para que respetaran la decisión popular de la elección que nos favoreció con la gobernación de Anzoátegui.

Escuchamos a los anzoatiguenses que eligieron a los compañeros en la causa del cambio y de la democratización del país, así como aquellos que optaron por otras alternativas.

Y, prestamos atención a los silencios. Escuchamos la voz silente de miles de anzoatiguenses que no acudieron a votar por múltiples razones.

Reflexionamos los motivos que llevaron a estos ciudadanos a quedarse en sus casas. Lo hacemos movidos por una profunda responsabilidad y compromiso político.

Quienes militamos en los factores que luchamos por una Venezuela distinta debemos analizar la causa y los efectos de la abstención ciudadana. Debemos revisar las consecuencias de las voces que propugnan diversas visiones políticas.

Como un hombre de la democracia me sumo en estos análisis para entender lo que estamos viviendo y planificar lo que tiene que venir para el beneficio del pueblo.

Comprendiendo que unas son de cal y otras de arena, hago un llamado a todos los alcaldes recién electos del estado Anzoátegui a emprender un trabajo en común en favor de la gente.

Más allá de los colores políticos y de las creencias de cada quien, invito a los alcaldes blancos, azules, rojos y de cualquier color partidista a sumarse al reto de poner a Anzoátegui en Movimiento.

Debemos dejar las rencillas en el clima electoral pasado, debemos empezar a trabajar juntos por un pueblo al que le urgen soluciones de todo tipo.

Como gobernador les extiendo mi mano a todos para echarle pichón al reto de sacar adelante a este estado. Sin mezquindad, sin sectarismos, sin menoscabo de los valores de cada quien quiero mantener una labor efectiva y respetuosamente institucional con todos los nuevos alcaldes.

Creo que sí es posible trabajar sabiendo el marco ideológico de cada quien. No obstante, dejo firme mi posición de demócrata y de defensor de un nuevo orden político que le dé libertad y pan a nuestro pueblo.

Desde aquí seguimos firmes trabajando por el sueño de millones de venezolanos de construir una Venezuela con oportunidades, con seguridad y con calidad de vida. Desde aquí continuamos dando la cara y luchando.

La lucha no ha terminado. Vamos a seguir en este compromiso de vida. Vamos a seguir dando lo mejor de nosotros por una Venezuela libre y de los venezolanos.

P.D: Felicito a todos los nuevos alcaldes, pero especialmente a Francisca Rojas, Gerson Martínez, Ernesto Raydan, Luis Guevara Marrón, Manuel Ferreira, Marco Marcano y Juan Carlos Guillent quienes vencieron obstáculos y zancadillas para liberar a sus respectivos municipios.

A ustedes, quienes encararon el abuso de poder, el ventajismo, a  un Plan República abiertamente comprometido con el oficialismo y a una Guardia Nacional entregando bolsas de comida y tiquetes de alimentación, sudaron por sus alcaldías y Dios los premió con el éxito. ¡Enhorabuena!

1